Leyendas de los 50’s reunión ExATecTampico

Desde hace más de cuatro semanas, se prepara en el puerto de Tampico, en un Rancho cercano, una mega Reunión de generación de Ex Alumnos preparatoria egresados del Tec de Tampico, generación 1970-1972, institución educativa que se ubicaba en la calle Mango del Paseo Altavista, dirigido por la Licenciada Vica Luengas y el Lic. Odilon.

La reunión está programada a celebrarse el sábado 28 de julio, iniciando desde las 12 horas, con una simbólica cuota de recuperación de 150 pesos.

Grandes historias se tejieron desde esos viejos tiempos, ahora bautizados como la generación de las “Leyendas de los 50’s”.

Los principales promotores organizadores de este ágape, son mis compañeros Julio Castro, Raúl Sabido, Rolando Caloca, Luis Ochoa, Jorge Fernández, Manuel Herrera, José Luis Latofski, Polo Montalvo y Oscar Escobar.

Para tal evento, se montó una dirección de Whatsapp, a la que se tienen registrados más de 35 compañeros, en forma paralela, distinguiendo la libertad de géneros, las compañeras mujeres de la misma generación se están organizando para asistir, y cuentan con su propio portal al que llevan registradas más de 20 colegas.

Esta reunión nos hermana después de 40 años de separación, con una gran generación de amigas y amigos entrañables, que reviven nuestros recuerdos y rescatan nuestras más sensibles anécdotas de historias de vida.

La mayor parte de nosotros tiene amigos, o los ha tenido. Pero, con el paso del tiempo, crecemos, tomamos diferentes caminos, cambiamos de manera de ser, nos casamos y tenemos hijos y eso nos lleva a centrarnos en otras prioridades.

Otros obstáculos son la distancia motivada, por ejemplo, por un cambio de residencia. Un posible freno más: compartir amigos con nuestra pareja y con sus amigos.

Además, conforme pasan los años, algunos tendemos a volvernos más resabiados, reservados, egoístas, maniáticos o individualistas.

Así, nos hacemos exigentes y menos abiertos, tolerantes y comprensivos, con lo que nos cuesta mucho trabajo hacer nuevos amigos e incluso mantener los que teníamos. Con lo fácil que es perder un amigo, qué difícil resulta recuperarlo, pensamos, como si la culpa no fuera nuestra.

En medio de este ir y venir, nos vemos en la magnífica oportunidad de una reunión de reencuentro, donde algunas y algunos amigos ya han fallecido, otros son abuelos, hasta bisabuelos, otros se separaron, pero todos conservamos ese bello recuerdo del tiempo vivido, de la travesura, de las horas de estudios, Deportes, fiestas, desvelos, encuentros y desencuentros, todos al unísono con una esperanza de volver a estrechar nuestras manos y fundirnos en fuertes abrazos.

Como escribiera ayer mi querido compañero y amigo desde la primaria, secundaria, preparatoria y universidad, Raúl Sabido Quiroga, el cual escribe su columna semanal desde ciudad Juárez:

(…) Escuchar a los amigos entrañables de la niñez, pubertad y juventud desde tierras muy lejanas, donde nacimos, el terruño, el origen se vuelve en una película de una parte de tu vida que ves con mucho entretenimiento, cariño y con mucha reflexión en donde la nostalgia te alegra, te mueve y te motiva, esa nostalgia que compromete y no deprime.

Han pasado más de 40 años de las decisiones importantes de nuestras vidas, donde nos separamos, ha sido un camino duro el caminado, hemos dejado grandes amigos en el trayecto y en el llamado te dicen “Raúl, antes de que ya no podamos hacerlo te llamamos para invitarte a una reunión de Rukos de los 50 y egresados de….” Cualquier sacrificio valdrá la pena hacerlo para retomar anécdotas, vivencias y esos abrazos inconfundibles de respeto y cariño

Regresar con los amigos después de tantos años es medicina para el alma, música para el corazón y vitaminas para nuestros recuerdos.

Es en esos momentos es cuando dices…. La vida ha valido la pena vivirla.

“La Vida es Bella” (…)

Por todo esto y mucho más, ya contamos los días que faltan para poder reunirnos en Tampico, al menos se calcula cerca de 60 compañeras y compañeros, en un plan gratamente familiar, con nuestras parejas e hijos…