Niño queda atrapado en máquina de peluches

Un pequeño niño de tres años, llamado Noah, terminó como un muñeco más en una maquina de peluches.

Natalie Draper, la madre de este pequeño, le había pedido a Noah permanecer cerca de la maquina mientras llevaba a su hermanito al baño.

Resulta que cuando regresó, no vio a su hijo donde en el lugar del que le había pedido no moverse. Desesperada, comenzó a buscarlo en el centro y se llevó tremenda sorpresa pues encontró a su hijo dentro de una máquina de peluches.

Por si no fuera poco los dueños del establecimiento no contaban con las llaves de la máquina, porque la maquina es operada por un proveedor fuera del establecimiento.

Al final, los tres candados que aseguraban la máquina tuvieron que romperse para liberar al pequeño Noah.

Con información de LOS40.