Periodistas vs. diputados

– Congreso suspende Premio Estatal de Periodismo
– Diputados desestimaron un trabajo periodístico
– Si es un Congreso corrupto….¿para qué el Premio?

LA suspensión de un Premio Estatal de Periodismo ha polarizado la opinión del gremio y diputados de la LIX Legislatura del estado de Colima.

En efecto, previo a la celebración del Día de la Libertad de Expresión-el 7 de junio-la mayoría legislativa mediante la abstención no autorizó la entrega del Premio Estatal de Periodismo que avala el Congreso Local. De un total de 25 diputados 13 se abstuvieron de votar a la hora que en el pleno legislativo se puso votación el dictamen emitido por el Consejo Ciudadano con las propuestas para la entrega de la presea anual.

Obviamente, tanto periodistas como representantes populares externaron públicamente sus respectivos criterios sobre el tema.

Los comunicadores a través de una carta a la Opinión Pública en redes sociales hace saber que el Club de Reporteros (se supone que de Colima) considera que la suspensión del Premio Estatal de Periodismo es una censura periodística y un proceder cobarde que ofende al gremio. El texto genera cierta confusión toda vez que quien signa es el “Comité Organizador”, sin que se especifique claramente si se trata de una postura del Club de Reporteros de Colima o del comité organizador del Premio Estatal de Periodismo.

En contraparte, a través de la diputada local morenista JAZMÍN GARCÍA, el congreso colimense fijó su postura precisando que la comisión evaluadora no valoró bien los trabajos, toda vez que uno de ellos no estaba bien sustentado. Con base en ello, la mayoría de los diputados locales mediante la abstención impidieron la aprobación en el pleno por lo que fue desechado el dictamen emitido por el consejo ciudadano del Premio Estatal de Periodismo.

El motivo de la discrepancia: la crítica del periodista JUAN RAMÓN NEGRETE JIMÉNEZ, autor de la columna “Desde la Curul 26” que tituló “Saqueo”, y en donde señala supuestos o reales manejos de la legisladora de Morena JAZMÍN GARCÍA durante su paso por la Comisión de Gobierno Interior, en los meses de noviembre y diciembre del año pasado.

Cierto o falso y al margen de a quién le asista la razón, en lo que no queda ninguna duda es que la mayoría legislativa colimense decidió suspender la premiación anual, muy probablemente en apoyo a su compañera congresista, y, en consecuencia, desestimó el trabajo periodístico de JIMÉNEZ NEGRETE.

Como es obvio y natural, el trabajador de la información está recibiendo muestras de apoyo gremial, pero del mismo modo, la diputada morenista es cuerpeada por sus compañeros curulecos en el Poder Legislativo del estado de Colima.

Sin embargo, existen dudas acerca de que si la decisión de los diputados colimenses es realmente una agresión a las libertades de prensa y expresión.

A juzgar por lo que ha trascendido públicamente, el periodista JUAN RAMÓN NEGRETE JIMÉNEZ, haciendo uso de tales garantías constitucionales, ha señalado presuntas irregularidades de la legisladora local y muy seguramente continuará con su periodismo crítico. Al menos que se sepa no ha sido víctima de amenazas, agresiones verbales o físicas ni tampoco se le ha negado el acceso al recinto legislativo para cumplir con su labor informativa.

La decisión del Congreso Local del estado de Colima se da en el marco de los deberes y atribuciones de los representantes populares, y muy seguramente cuentan con los argumentos necesarios para sustentar la decisión de suspender la entrega del Premio Estatal de Periodismo.

El hecho de que la diputada JAZMÍN GARCÍA haya recibido el apoyo mayoritario de sus compañeros congresistas quiere decir que al menos le conceden el beneficio de la duda ante los señalamientos periodísticos.

Ahora bien, si se trata de una complicidad del congreso colimense para proteger malos manejos ¿entonces cuál es el mérito de obtener un Premio Estatal de Periodismo avalado por un Congreso Local corrupto?

Además, desde una reflexión que pretende ser lo más objetiva posible, los premios y reconocimientos entre pares siempre tendrán un valor adicional a los otorgados por instituciones públicas o privadas.

P.D. I-Vaya nuestra sincera felicitación al licenciado en periodismo JOSÉ LUIS URIBE ORTEGA, presidente del Club Primera Plana, por su investidura como Doctor Honoris Causa por Florida Global University, la Universidad Inteligente y la Asociación Nacional de Locutores de México A.C.
Mención aparte merece su firme y objetivo discurso al precisar que “los comunicadores no son hampa ni delincuentes y si luchan por un México sin corrupción ni complicidades, sin calumnia y sin mentiras”.
Honor a quien honor merece.

P.D.II.-Duro señalamiento hacen taxistas y concesionarios en contra del subsecretario estatal del Transporte HERIBERTO MORADO CISNEROS. Aseguran que a través de su hijo SERGIO le hacen llegar dinero y botellas de whisky para dejarlos circular sin permisos actualizados e informarles de operativos en su contra.
Ni hablar.

Y hasta la próxima.