Sigue apostando el Presidente a la no violencia

Al justificar que en las situaciones de crisis se definen las posturas, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que los recientes hechos violentos han alentado los afanes autoritarios de algunas personas; sin embargo, su gobierno no cambiará su estrategia de seguridad.

En conferencia, el mandatario aclaró que su administración continuará con la atención de las causas que originan la violencia y la inseguridad, por lo que no contempla combatir la violencia con más violencia.

“En las crisis se definen más las posturas, por ejemplo, en los hechos de Culiacán y hasta las familias asesinadas, alentó los afanes autoritarios del uso de la fuerza, todo lo que llevó en su momento a declarar la guerra al narcotráfico”, aseveró.

López Obrador recordó que el planteamiento de declarar la guerra al narcotráfico no dio frutos, e incluso calificó esta medida tomada por el expresidente Felipe Calderón como un fracaso.

Aclaró que los hechos ocurridos el pasado 17 octubre en Culiacán, Sinaloa, y el 4 de octubre en Bavispe, Sonora, contra las familias LeBarón y Langford, han provocado que haya quienes piden el uso de la fuerza y una guerra.

Con información de EXCÉLSIOR.