Historias de El Campestre

El dinero es un poderoso caballero que hace olvidar compromisos, valores y lealtades, no hay nada peor que un ambicioso que traiciona a sus amigos.

A un ex gobernador en desgracia alguna vez le preguntaron porque había apadrinado al hijo de un victorense con el que no tenía nada en común y contestó:

“Es cierto no somos amigos, puedo decirte que ni nos llevamos bien, ni mal, simplemente me pidió que apadrinara a su niño y la verdad es que no pude negarme”.

El victorense en la cúspide del poder se hizo compadre de ese personaje que no era su amigo, pero que le hizo reír a carcajadas con sus ocurrencias. Hoy claro, como muchos, olvidaron al ex mandatario que se encuentra como “ladrillo” en la cárcel, mientras socios de El Campestre y otros muchos lo extrañan.

El ex mandatario se convirtió en el compadre incómodo del nuevo hombre que es uno de los pocos victorenses que se coló en la administración desde el primer día.

“Mira la verdad es que ese gobernador si se la baño, fue muy corrupto y en esta administración no se perdona nada”, dijo alguna vez en las afueras de Sams cuando criticaba a su compadre en desgracia.

En el Club Campestre, el de rancio abolengo entre la sociedad capitalina, donde sus socios podrán estar en desgracia económica, pues muchos fueron afectados por la nueva forma de administrar los recursos públicos, pero con todo y eso podrán andar desplumados, pero caminando con orgullo.

Mes con mes pagan religiosamente sus cuotas, podrán deber el banco, carro y colegiaturas, pero El Campestre nunca, sus amigos de sociedad no tienen por qué darse cuenta de su desgracia económica, pues la miseria deben ocultarla y son pocos los que pueden presumir su opulencia.

Hoy el club es controlado por la familia GONZÁLEZ y entregó diversas obras de remodelación, como el ladys bar a integrantes de una familia amiga. Nada es casual, estos últimos son parientes políticos de CARLOS LAURENTS.

Las familias GONZÁLEZ y LAURENTS son los cerebros del fraude de la década en la historia de ciudad Victoria al tratar de apoderarse de 16 millones de pesos por productos que nunca brindaron al PRI  y en el que aseguran dieron servicios al añorado RODOLFO TORRE CANTÚ.

Ambas familias se unieron para demandar al PRI y ya ganaron dos laudos, sin mayores pruebas que la palabra de honor del ex tesorero CARLOS LAURENTS, asegurando que si debían dinero a la empresa de los GONZÁLEZ, llamada Hypercolor.

Los GONZÁLEZ  son una de las familias más beneficiadas  de los últimos sexenios en Tamaulipas, los contratos de obra pública y otros les llovieron con EUGENIO HERNÁNDEZ FLORES y EGIDIO TORRE CANTÚ y en el actual no parece que les va mal. Van por el edificio del PRI.

Ahí en los Baños de El Campestre, un drogadicto, familiar de un subsecretario de la actual administración fue increpado por ser un distribuidor de drogas entre los jóvenes victorenses.
Son historias que se cuentan en el club que ya está rancio por el mal olor de la corrupción y malas costumbres.

Pero, hablando de cosas buenas tenemos que un par de compañeros reporteros como HERBERT GAMEZ JR y OSIEL TOBIAS rescataron a un joven atrapado por un incendio en el14 y 15 Campeche de esta ciudad.

Los reporteros fueron los primeros en llegar y al darse cuenta que la persona estaba en peligro dejaron de grabar y lo salvaron del fuego. HERIBERTO resultó con un cuadro de intoxicación al estar expuesto al humo, pero nada de gravedad. Buen hecho, esas son acciones que se aplauden.

Bueno, por hoy es todo.

Adiós y aguas con los patinazos…

Contacto: patinadero@hotmail.com