Por fin, firman el protocolo modificatorio del T-MEC

Con el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, como testigo de honor, Chrystia Freeland, viceprimera ministra de Canadá; Robert Lighthizer, representante comercial del gobierno de Estados Unidos, y Jesús Seade, subsecretario para América del Norte de la Cancillería mexicana, firmaron el protocolo modificatorio del T-MEC, el cual sustituye al Tratado de Libre Comercio (TLC), suscrito en 1994.

“Estamos llegando a este acuerdo que consideramos fundamental; un acuerdo bueno para los tres pueblos, para las tres naciones, para los tres gobiernos. Estamos hablando de un acuerdo económico, comercial, de grandes dimensiones. Es un acuerdo que nos ayuda a impulsar el crecimiento económico de nuestras naciones. Sin duda, significa mayor inversión para Canadá, Estados Unidos y México”, afirmó el jefe del Ejecutivo federal.

El nuevo acuerdo comercial entre las tres naciones es el resultado de la renegociación del TLC, iniciada en 2017, cuya primera versión se firmó formalmente el 30 de noviembre de 2018, pero que antes de su ratificación enfrentó desacuerdos, como las reglas de origen del sector automotriz, la cláusula de terminación automática (Sunset) y la resolución de controversias entre Estados y empresas, lo que llevó a un nuevo análisis.

Así, tras un año y 10 días, ayer, los tres encargados de la negociación se dieron cita en el salón Tesorería de Palacio Nacional para signar el acuerdo modificado.

Seade Kuri reconoció que el convenio anterior tenía propuestas “muy ventajosas” para otros países, mismas que “logramos que quedarán completamente fuera.

“No voy a profundizar, pero lo que sí les puedo garantizar es que a todos los acuerdos a los que se llegaron son razonables, y fuera de ellos hay otros resultados buenos y muy buenos en beneficio para México, ni un solo resultado fue una píldora amarga que nos hayamos tenido que tragar, absolutamente cero”, garantizó.

Por su parte, Lighthizer aseguró: “es el mejor acuerdo comercial de la historia; será bueno para las manufactureras, las fábricas y la agricultura.

“Nosotros, en Estados Unidos, tenemos una participación para que México sea más rico, nos interesa que tenga éxito y nos parece importante que este acuerdo permita lograrlo, es el primer acuerdo bipartidista, que unió a demócratas, republicanos, sindicatos, y empresas; es un milagro por así decirlo”, expresó.

En tanto, Freeland aseveró que con la promulgación del tratado se contará un sistema de intercambio comercial actualizado y moderno.

“Ha sido una negociación larga, ardua y en ocasiones difícil, pero hemos trabajado juntos. Se trata de un tratado progresista en beneficio de las familias y la clase trabajadora”, puntualizó.

El canciller Marcelo Ebrard dijo: “es muy buena noticia para México. Este avance se debe primordialmente, por lo que hace a la postura mexicana, a las decisiones que ha tomado el Presidente de la República. Los cambios que ha promovido han ayudado mucho para llegar a esta firma. Misión cumplida”.

Al pronunciamiento se sumaron los coordinadores parlamentarios de todas las fuerzas políticas  del Senado, quienes festejaron la ratificación.

Por su parte, López Obrador afirmó que también significa un logro importante en términos políticos, que permitirá unificar al continente americano.

Por la tarde, el Presidente habló con Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, y con Donald Trump, mandatario de EU, a quienes agradeció su colaboración para la aprobación del convenio.

Con la firma de la versión final, sólo falta que los Congresos de cada país ratifiquen el tratado. En ese sentido, Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara alta, informó que prevén aprobarlo antes del 15 de diciembre, día que concluye el periodo ordinario de sesiones.

Sin embargo, en el Congreso de EU hay división; pues si bien los demócratas informaron que buscarán ratificarlo “a la brevedad”, el líder republicano del Senado, Mitch McConnell, dijo que no se revisará el tema en tanto no concluya el juicio político que se prevé se inicie contra el magnate.

En cuanto a Canadá, Freeland señaló que aún no hay una fecha estimada para su ratificación.

Con la información de LA RAZÓN.