Ratifican prisión preventiva a Rosario Robles

El tercer tribunal unitario en materia penal ratificó la prisión preventiva contra Rosario Robles Berlanga, a pesar de que reconoció inconsistencias en el proceso, señaló su defensa legal, encabezada por el abogado Julio Hernández Barros; sin embargo el impartidor de justicia decidió mantener la medida cautelar. En un comunicado dijo que impugnarán la resolución.

“Aún cuando el fallo admite que el juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna se excedió en imponer la prisión preventiva de forma incongruente, arbitraria, infundada y alejada de cualquier raxonamiento jurídico, la magistrada Isabel Cristina Porras Ordiozola, resolvió mantener dicha medida cautelar en perjuicio de la ex secretaria de Estado. Es decir los intereses jurídicos nos dan la razón, pero los intereses políticos deciden mantenerla presa”.

El litigante Barros Hernández reiteró que la impartidor de justicia reconoció ” que se han cometido agravios importantes en perjuicio de nuestra defendida, sin embargo determinó ratificar la prisión preventiva y enviar el caso de nueva cuenta, al juez sobrino de Dolores Padierna. Esto significa que es más grande el interés del gobierno de mantenerla presa que cualquier consideración jurídica”.

Sostuvo que quien encabeza la defensa legal de Robles están seguros y afirman “con toda certeza” que la decisión de la magistrada confirma que se trata “de un juicio de estado, una venganza política que se aleja de cualquier límite legal”, y que seguirán denunciando cualquier arbitrariedad, ya sea del Poder Judicial, del Ejecutivo Federal o Legislativo.

“En su resolución, la magistrada sostiene que efectivamente el juez se extralimitó, que la licencia es falsa, que las irregularidades detectadas por la defensa existen. Admite que hay incongruencias en la medida cautelar impuesta. Asegura que la decisión de Felipe de Jesús Delgadillo Padierna es ilegal y aún así decide mantenerla en prisión”.

El abogado agregó que la magistrada Isabel Cristina Porras concuerda que la defensa en que Robles Berlanga “no mintió, como lonja querido hacer ver el Ministerio Público federal en cada una de las audiencias. Resuelve que efectivamente la razón de su viaje es irrelevante, que la defensa no fue falaz, que no existe una supuesta ‘red de amigos’ y que acreditó mediante pruebas y testimoniales de su hija que sí tiene arraigo en la ciudad de México”, y que no hay motivo para una prisión preventiva justificada”.

“Pero deciden dejarla en la cárcel. Porras Ordiozola admite la instrucción para que está representación legal acuda ante el juez de control para solicitar la revisión y, en su caso, modificación de la medida cautelar que le permita enfrentar su proceso en libertad, pero con los antecedentes, sabemos que Felipe de Jesús Delgadillo actúa por consigna. Confirmó que a pesar de que los hechos le dan la razón a su clienta, Robles Berlaga “es una presa política”.

Con información de LA JORNADA.