¿Harán caso al tío Sam?

-Más en busca del “sueño americano”
-Guatemala y México en la mira gringa
-A prueba sus políticas migratorias

DE NUEVA cuenta se pondrán a prueba las políticas migratorias de los gobiernos de Guatemala y México con relación a la caravana de hondureños que pretenden llegar a la frontera norte mexicana en busca del “sueño americano”.

El argumento común de los migrantes es que en su país centroamericano se vive en condiciones de pobreza extrema e inseguridad, por lo que optaron por buscar una visa humanitaria en los Estados Unidos de Norteamérica.

En atención a la “sugerencia del tío Sam” es muy probable que la policía guatemalteca intente disuadir o impedir el avance de la caravana, al igual que la Guardia Nacional azteca en la frontera entre México y Guatemala.

Justo ahí es donde surge la incertidumbre y suerte que correrán los ciudadanos hondureños en su intento por lograr mejores condiciones de vida para sus familias.

La desesperación de los migrantes y el endurecimiento de las políticas migratorias de ambos países por instrucciones del gobierno yanqui, podrían generar consecuencias nada halagadoras.

Sobra decir que tanto Guatemala como México están en su pleno derecho de exigir respeto a sus leyes migratorias, como sucede en cualquier país del planeta, por lo que el conflicto social podría agravarse.

La secretaria de Gobernación OLGA SÁNCHEZ CORDERO aclaró que México otorgará asilo a los migrantes que así lo soliciten, pero no visas ni salvoconductos para desplazarse a la frontera norte.

Lamentablemente, las familias centroamericanas que buscan el “sueño americano” no toman en cuenta que gran cantidad de sus paisanos se encuentran varados en la frontera norte mexicana y que a muchos otros les fue negada la visa humanitaria por parte del gobierno estadunidense.

Seguramente la situación se tornará crítica cuando el contingente intente internarse al territorio nacional de manera ilegal. Episodios violentos en el año pasado podrían repetirse, más ahora que el gobierno mexicano se ha comprometido a impedir el paso de migrantes ante la petición del presidente gringo DONALD TRUMP.

El flujo migratorio hacia las ciudades fronterizas en el norte mexicano, aunado a la repatriación de connacionales detenidos en redadas en distintos estados de la Unión Americana, es una situación que está impactando a los gobiernos municipales.

De acuerdo al delegado local del Instituto Nacional de Migración, ENRIQUE MACIEL CERVANTES, tan solo en el presente mes se estima que serán deportados por Matamoros cerca de 2 mil ciudadanos que vivían y trabajaban ilegalmente en los Estados Unidos.

Cabe señalar que las repatriaciones masivas por Tamaulipas se realizan a través de las ciudades fronterizas de Reynosa y Matamoros, alternándose un mes en cada procedimiento de deportación.

Por lógica simple, es fácil deducir el problema que enfrentarán las alcaldías de ambos municipios con la eventual llegada migrantes hondureños, los repatriados en enero y, como en el caso concreto de Matamoros, los centroamericanos que permanecen desde el año pasado en las inmediaciones del puente nuevo internacional.

Ante tal situación, es probable que el gobierno Federal asigne mayor número de elementos de la Guardia Nacional para poder realizar las funciones de protección, apoyo y vigilancia.

DESDE EL BALCÓN:

El apoyo del expanista LUIS MIGUEL FUENTES GARCÍA a la causa morenista está provocando celos y, en consecuencia, conflictos al interior del grupo político en el poder en este puerto fronterizo.

Por lo pronto, el secretario de Bienestar Social ALBERTO GRANADOS FAVILA ha dispuesto la separación de sus cargos de quienes en su momento le ayudaron en su proyecto político.

Pero no tan solo eso.

En su sueño por presidir el ayuntamiento en la tierra de Rigo Tovar no ha escatimado esfuerzos por incrementar su patrimonio personal, cuyo índice tuvo un repentino incremento en los últimos doce meses.

De entrada, un sagrado hogar ubicado en un asentamiento de clase media fue sustituido por una fastuosa residencia en el pomadoso y exclusivo fraccionamiento Río.

También, evidenciando una cultura ciudadana de muy bajo nivel solicitó a la Junta de Aguas y Drenaje que le reconectaran una toma clandestina del vital líquido, en vez de liquidar un adeudo no superior a los 3 mil pesos, una vez descontados los recargos.

¿Dónde quedó eso de “no robar, no mentir, no traicionar”?

Y hasta la próxima.

mariodiaz27@prodigy.net.mx