Luto migratorio en Nuevo Laredo

Este miércoles, le fue aceptada su renuncia a la dirección del Instituto Tamaulipeco para el Migrante (ITM), al C.P. José M. Carmona Flores.

Difícil y complicada situación presentada en momentos críticos, cuándo los éxodos de migrantes centroamericanos siguen al punto del desborde, aunado al incremento de nuevas oleadas de emigrantes de origen mexicano. Cuándo se pensaba que los paisanos no volverían a buscar el ‘sueño americano’, por que el Presidente López Obrador afirmaba que los emigrantes mexicanos solo buscarían salir para vacacionar, y nunca más por necesidad de trabajo.

Resulta que vuelven los éxodos de expulsados mexicanos, particularmente de grupos de familias enteras de los estados de Guerrero, Michoacán y Oaxaca. La mayor parte por falta de oportunidades de empleo, pero sobre todo, por el ascenso insultante de la violencia e inseguridad.

Estos factores han provocado que las fronteras de México con EE.UU. se encuentren saturadas de ciudadanos centroamericanos, cubanos, africanos y, nuevamente, mexicanos.

A ello, se agregan los aumentos de deportados y repatriados mexicanos, que en el caso de Nuevo Laredo, pasaron de un promedio diario de 80 personas, a cerca de 150 deportados diarios.

Este fenómeno permite estimar que las fronteras de Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros, pronto volverán a estar colapsadas de grupos de migrantes mezclados de centroamericanos y mexicanos, entre los que buscan cruzar hacia los EE.UU. legal o ilegalmente, como los que están siendo deportados por trabajar y vivir de forma indocumentada en dicho país.

Estas circunstancias venían siendo atendidas eficazmente por el hasta hoy director del ITM. Las oficinas del ITM de Reynosa y Matamoros también se verán afectadas por los ajustes. Se reconoce que el organismo venía atendiendo con dificultades y falta de presupuesto el fenómeno migratorio, que desde hace más de un año el gobierno Federal y el Instituto Nacional de Migración (INM) han descuidado presupuestal y operacionalmente.

Estaremos atentos para conocer las medidas de apremio que la Secretaría General de Gobierno aplique, para reforzar este problema, que sin ser de jurisdicción local, ante el descuido del INM y de la Secretaría de Gobernación, tiende a ser desbordado como de hecho lo está sucediendo en las Centrales Migratorias del INM en Chiapas y Oaxaca.

Las declaraciones de ayer, al respecto, del Diputado Federal Porfirio Muñoz Ledo, solo son una muestra de la crisis migratoria que México enfrenta y no atina a resolver. Ni con los más de 23 mil elementos de la Guardia Nacional que por ahora se destinan al tema, descuidando al problema central de la seguridad interior del país…