Busca Américo garantizar atención del cáncer infantil

El senador Américo Villarreal Anaya, del grupo parlamentario de Morena, presentó ante el pleno la iniciativa con proyecto de decreto por la que se expide la Ley General para la Detección Oportuna del Cáncer en la Infancia y en Adolescencia, que tiene como objetivo garantizar la salud de los niños y niñas que padecen cualquier tipo de cáncer mediante el diagnóstico y tratamiento oportuno.

El legislador integrante de la Comisión de Salud, señaló que en México se estiman  un total de 190 mil 667 casos nuevos registrados en el año 2018 y una mortalidad por tumores malignos de 85 mil 754 que representan el 45% del total de los casos nuevos anualmente.   

Explicó que el cáncer, es una de las principales causas de mortalidad entre niños y adolescentes en todo el mundo, y que en nuestro país es la principal causa de muerte por enfermedades de niños entre 5 y 14 años, donde los tipos más comunes son las leucemias, el cáncer del sistema nervioso central y los linfomas.

Agregó que del total de cánceres en la población, el 5% suceden en este grupo siendo muy importante su detección oportuna y temprana porque son los que tienen el mayor porcentaje de curación. 

“El gobierno de la república se ha preocupado por la atención del cáncer infantil, y apoyamos el dictamen que crea la Ley General para la Detección Oportuna del Cáncer en la Infancia y la Adolescencia, mediante la cual se plantea una estrategia que consiste en realizar un diagnóstico oportuno y correcto así como proveer la terapia eficaz”, afirmó. 

Villarreal Anaya reconoció que la mayoría de los cánceres infantiles inicialmente presentan signos y síntomas inespecíficos, por ello es indispensable generar alertas para evitar que la enfermedad se detecte en etapas avanzadas que derivan en una alta mortalidad infantil por esta causa.

Así mismo, dijo que es importante considerar que el diagnóstico oportuno requiere crear conciencia dentro del ambiente familiar, escolar y el acceso a la atención sanitaria, también de la evaluación clínica, el diagnóstico y determinación del estatus de la enfermedad y por último el acceso al tratamiento adecuado de calidad y con oportunidad.

“Por lo anterior, promovemos la expedición de una ley enfocada en la detección oportuna de esta enfermedad, como un instrumento que permita visualizar y dimensionar la magnitud del problema, sentando las bases para que la incidencia de muertes por cáncer infantil se disminuya de manera significativa a través de la única estrategia disponible y efectiva, la detección oportuna y el acceso a un tratamiento de calidad” concluyó.