Acusa Irán a aliados árabes de EUA por atentado en desfile

El presidente iraní, Hassan Rouhani, prometió hoy dar una respuesta aplastante a Estados Unidos y sus aliados del golfo Pérsico, tras el ataque en un desfile militar en la sureña ciudad de Ahvaz, cuya responsabilidad se atribuyó el grupo armado al-Ahvaziya.

El mandatario acusó a los estados del golfo Pérsico, respaldados por Estados Unidos, de brindar apoyo financiero y militar a grupos árabes contrarios a Irán, incluido el grupo al-Ahvaziya,presunto autor del ataque en Ahvaz, en el que murieron unas 25 personas la víspera.

Cuatro pistoleros vestidos con uniforme militar dispararon contra soldados de la Guardia Revolucionaria iraní que marchaban en un desfile para conmemorar el aniversario del comienzo de su guerra con Irak (1980-1988) en Ahvaz, suroeste de Irán.

En declaraciones a la prensa, antes de viajar a Nueva York para asistir a la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), Rouhani afirmó que Estados Unidos quiere causar inseguridad en Irán con la ayuda de pequeños estados mercenarios en la región.

Rouhani hizo referencia a las políticas hostiles de Washington hacia Irán, incluida su retirada del acuerdo nuclear de 2015, bajo excusas ilusorias, que ponen a la nación bajo presión, sin embargo, reiteró que el pueblo iraní resistirá.

Todos unirán sus manos para dejar atrás estos tiempos difíciles con la gracia de Alá (Dios). Los estadunidenses lamentarán lo que hicieron, subrayó el presidente.

Rouhani dijo que Estados Unidos está provocando a los estados regionales contra Irán, y que prueba de ello era el atentado terrorista en Ahvaz, en el que murieron 12 soldados y decena de personas, entre ellas mujeres y niños.

Indicó que estos actos no tendrán ningún efecto sobre la voluntad y la dirección de la nación iraní, que subrayó, se ha levantado y ha resistido a crímenes mucho más grandes.

Rouhani también condenó al grupo terrorista al-Ahvaziya, una organización mercenaria del antiguo régimen iraquí de Sadam Hussein y su partido Ba’ath, que se atribuyó la responsabilidad del ataque, en el que al menos 20 personas resultaron heridas.

Alabó a la gente de Ahvaz por la fortaleza con la que resistió el ataque del sábado, al igual la manera en que soportó valientemente ocho años de ataques de las fuerzas de Saddam Hussein, dijo, y subrayó que el ataque no quedará impune.

Con información de EL HERALDO.