Vacuna china no presenta efectos secundarios

China dio a conocer que no se reportaron efectos secundarios adversos luego de aplicar dos vacunas experimentales contra el Covid-19 en “cientos de miles” de personas, además, no se han registrado contagios.

“Se ha vacunado a cientos de miles (de personas) y ninguno ha mostrado ningún efecto adverso evidente ni se ha contagiado”, aseguró el secretario de la Comisión para la Inspección de la Disciplina -nombre que en China reciben los órganos anticorrupción del Partido Comunista- del Grupo Nacional de Biotecnología de China (CNBG), Zhou Song, en una entrevista con la emisora oficial Radio Nacional.

Esta compañía estatal, explica el diario hongkonés South China Morning Post, es la desarrolladora de dos vacunas de las cuatro chinas que actualmente están pasando por la fase tres de pruebas clínicas, a las que se suman otras cuatro de otros países.

Zhou aseveró que es probable que las dos candidatas a vacuna que desarrolla CNBG -filial de Sinopharm- ofrezcan una inmunidad de hasta tres años.

“Ahora mismo, basándonos en los resultados de los experimentos en animales, de las investigaciones por fases y en vacunas que utilizan tecnología similar, no hay dudas de que la inmunidad puede durar entre uno y tres años”, prometió.

Esto, según Zhou, haría innecesario organizar campañas anuales de vacunación contra el coronavirus similares a las de la gripe, ya que el virus no está mutando tanto como para que la vacuna basada en el virus inactivado de CNBG tuviera problemas para enfrentarse a él.

Según explicó el directivo, sus vacunas están siendo las más empleadas en un programa autorizado por Pekín a finales de julio para permitir el uso de vacunas todavía no aprobadas por los reguladores en grupos de alto riesgo, como trabajadores sanitarios, diplomáticos o empleados que desarrollen su labor en el extranjero.

Además, CNBG firmó recientemente un acuerdo con la tecnológica Huawei para ofrecer vacunas y otros tratamientos a sus empleados, aunque no sería la primera compañía en hacerlo: según el diario digital Caixin, una compañía estatal cuya identidad no ha trascendido ya habría ofrecido una vacuna a sus trabajadores desde el mes de junio y cientos de ellos habrían aceptado ponérsela.

Con información de OEM.